día naranja, días de cine

espacio para compartir la experiencia de realización de la película día naranja

lunes, julio 31, 2006

erubi cabrera

hoy recibo la noticia de la muerte de mi profesora erubi cabrera. fue mi profesora en mis años de formación, sus clases me enseñaron a amar el cine latinoamericano. gracias a ella vi películas emblematicas para mi formación política y cinematrográfica: memorias del subdesarrollo, lucia, la hora de los hornos, dios y el diablo en la tierra del sol, ukamau, hanoi martes 13, maria candelaria. los nombres de santiago alverez, glauber rocha, jorge sanjines, humberto solas. fernando birri y tantos otros cineastas comenzaron a significar mucho en mis años de formación y han sido mis herramientas para dirigir sobre todo documentales.
de erubí aprendí de cine latinoamericano, venezolano y a amar la música ranchera. ella me conto que era la música que aprendió a escuchar en los bares barriobajeros de caracas en sus años de estudiante universitaria y militante de izquierda los durante la decada de los 60.
también aprendí de ella a tener una visión crítica de la historia. su padre luis cabrera sifontes fue el autor del fallido atentado contra Rómulo Betancourt en los proceres y escuche desde su propia voz los hechos y contradicciones de "la historia oficial" del atentado que le costó a su padre morir en la carcel. aprendí de ella a escuchar desde la voz de la derrota y no de los triunfadores. esta noche brindo por ella y escucho una ranchera en su honor.

7 Comments:

At 7:43 a. m., Blogger Juan Laguna Dijo...

Creo que se pondría Erubí muy contenta con eso de ser "la voz de los derrotados" que comentas aquí. Más aún, la voz de los excluidos.
Comparto contigo esos sentimientos por el recuerdo de la profesora y personalmente te agradezco mucho su evocación en tu blog.

 
At 12:45 a. m., Blogger alejandra szeplaki Dijo...

gracias por tu post, los que fuimos sus alumnos aprendimos de ella mucho de cine y de la vida.

 
At 4:42 a. m., Blogger bandala Dijo...

Hola Alejandra; también tuve oportunidad de conocer a Erubí aunque de forma menos corpórea, pues compartimos muchas horas de pláticas cibernáuticas. Sus enseñanzas sobre el cine, el arte y particularmente, su pasión desmedida por vivir siempre la mantendrán presente entre nosotros. Desde México la recordamos como deseaba: con alegría, con sus rancheras favoritas y una buena botella de tequila en su honor.

 
At 8:03 a. m., Blogger Alejandro Llerandi Cabrera Dijo...

Cómo saber que ella no esta aquí, si siempre renacía de los rincones intangibles?... quién dice que ella ahora es silencio? quién se atreve a asegurar que su irreverencia genial no la hace colarse en esta red y perpetuarse?
Gracias por traéme presente a mi madre hoy, sin razón aparente y honrarla con la sencillez de su legado, a veces imperceptible, pero imborrable.
Que la luz de diós acompañe su sonrisa

 
At 10:52 p. m., Anonymous Anónimo Dijo...

Hola alejandra, buscando informacion de la verdadera historia del fallido atentado del 60 llegue a ti y de verdad estoy muy pero muy interado en conocer un poco mas a fondo esto. te dejo mi correo mscarpati71@gmail.com
esperando poder establecer alguna comunicacion contigo y dandote gracias de antemano.

Mario

 
At 3:01 p. m., Blogger ferfaraon Dijo...

Erubi Cabrera.
Conocí a Erubi a través de internet, hace 8 años. Debía ser en el año 2000, nos reiamos muchos
Me envio uno de sus libros sobre teatro y me comentaba sus correrias de madre adolescente y guerrillera.
Creo que me queria mucho.
Un día desapareció, y como sabia que estaba enferma supuse que ya no estaba en el eter internístico. Un artículo que le gustaba enviar a sus amigos de internet.
Ahora despues de casi dos años pongo su nombre y aparece la fecha de su desaparición
Y tengo que recordar sus risas y el nombre con el que me llamaba Ferfaraon.
Fernando, desde Madrid

 
At 11:27 a. m., Blogger Maribel Dijo...

La vida, a mis 42 años, me ha llevado por múltiples derroteros, hasta que al fin, se ha encauzado definitivamente. Soy española y hace un año tuve la inmensa fortuna de encontrar al hombre de mi vida. Perfecta media naranja, como dirian algunos. Ademas de generoso, sensiible, romantico y buena gente, él es el hermano de Erubí, el pequeño, hijo de una bella historia de amor entre Luis Cabrera Sifontes y Emilia una arrobadora bailarina española en la Venezuela sesentera. Y aqui esta él, dándome la vida. Y allá esta su hermana mayor, Erubí, cuidando de su vida y, por ende, de la mía. Ella no nació por casualidad. En su corta vida dejó inmumerables huellas, como estas que en este blog he tenido la oportunidad de saborear. Si me hubiera conocido, afirma su hermano Luis que me adoraria. Yo, sin haber tenido la oportunidad de disfrutarla, ya la adoro, como adoro a él y a todo lo suyo, a sus otros cuatro hermanos que brillan al otro lado del océano y a lo que él hace que brille aqui. Gracias por vuestro reconocimiento a una gran mujer. Gracias por vuestra sensibilidad y gracias por la envidia que habeis despertado dentro de mí, por haber disfrutado de ella en algun momento de su existencia. Yo la disfrutaré mas alla de los sentidos humanos.Saludos españoles.Maribel.

 

Publicar un comentario

<< Home